Sofás limpios

Si quieres que tus sofás tengan un aspecto limpio, cuando no tengas tiempo de limpiar o hacer limpiar la tapicería, esparce una fina capa de talco por toda la superficie y añade también una mezcla de detergente para lavadora y bicarbonato a partes iguales. Deja que repose durante una hora, aspira el grueso con el aspirador y, por último, cepilla muy bien.