Sanitarios brillantes

Con el tiempo y el uso los sanitarios pierden su brillo original. Solo tienes que calentar un poco de vinagre, rociarlo por la loza y frotar con un paño seco. Tus sanitarios volverán a lucir como nuevos.