Archivo de la etiqueta: Quemaduras

Sin quemaduras

Siempre hay que tomar medidas de precaución cuando el horno de la cocina está encendido para que tu hijo no se queme si en un descuido tuyo se apoya en él. Y una de las más sencillas y eficaces consiste en colocar sobre su puerta un paño húmedo. Acuérdate de cambiarlo según se vaya secando o se caliente.

Bengalas

Muchos padres evitan que sus hijos jueguen con bengalas porque tienen miedo de que se quemen la mano. Pero esto se evita de una forma muy sencilla: antes de encenderlas clava en el extremo inferior un pañuelo de papel bien mojado. No se quemarán.

Quemaduras y ligeros cortes

Quienes trabajan en la cocina saben que es muy difícil evitar esos pequeños accidentes como quemaduras, porque salta algo de aceite al freír, o ligeros cortes con el cuchillo. En cualquiera de los dos casos, pon inmediatamente la herida debajo del grifo de agua fría: en la quemadura, evitará que el calor siga avanzando a tejidos más profundos; en la herida, cortará la hemorragia.

Pequeñas quemaduras

Existen dos trucos perfectos para aliviar el dolor de esas pequeñas quemaduras que, con relativa frecuencia nos hacemos al cocinar. Uno consiste en cortar una patata por la mitad y aplicarla sobre la zona dañada. En el segundo hay que mezclar dos cucharadas de aceite de oliva con una clara de huevo, aplicar sobre la piel y mantener así unos minutos. Cualquiera de los dos da buen resultado.