Plata como nueva

La plata quedará como si fuera nueva si primero la frotas con un poco de jugo de cebolla y rápidamente le pasas un paño suave.

Limpiar la plata

Un truco poco conocido para limpiar la plata y dejarla brillante y como nueva consiste en cubrir la pieza con yogurt y frotar con una bayeta. Luego aclara con agua y, si no ha recuperado su tono debido a que estaba muy sucia, pásale otra bayeta humedecida en agua con unas gotitas de amoníaco.