Compra de peces nuevos

Si compras peces nuevos para tu acuario o el de los niños, no los traspases inmediatamente a la pecera cuando llegues a casa: deja que la bolsa flote una media hora en la pecera para que se vayan equilibrando las temperaturas y los animales no noten un cambio tan brusco en su medio.

Construir acuario

Si estás construyendo un bonito acuario en tu hogar, recuerda que el agua de la pecera debe llenarse una semana antes de comprar e introducir los peces en ella. Así podrás eliminar el cloro y evitarás que éste afecte a los recién llegados a tu casa.

Decorar fondo de acuario

Decora el fondo de tu acuario de una manera muy original. Aprovecha cuando vayas al río o a la playa y coge grava, piedras, conchas de distintos moluscos. Enjuágalos bien y ponlos al fuego hasta que hiervan. Queda ideal

Peces de acuario incompatibles

Si tienes peces de acuario, sabrás que hay especies incompatibles que no puedes mantener juntas, pero éste no es siempre el problema. Si al introducir un nuevo pez en el agua notas que alguno de los más grandes y veteranos persigue o ataca al novato, se debe a que siente invadido su territorio y se cree en la obligación de defenderlo. La solución está en sacar al veterano y dejarlo durante dos o tres semanas en otro acuario solo. Cuando vuelvas a introducirlo en el colectivo, notarás que se comporta con mucha más tranquilidad y que ya no ataca a los demás. Ahora es él el novato.

Echar comida a los peces

Cuando vayas a echar la comida de tus peces en el acuario, recuerda que no debes poner más cantidad de la que sea necesaria. De lo contrario, no solo podrían morir por comer demasiado, sino que el agua se ensuciará mucho más.

Acuario y peces sanos

Recuerda que tener un acuario es una responsabilidad y que debes tomar una serie de precauciones para que los peces estén sanos: comprobar la temperatura del agua a diario, limpiar el material filtrante y el cristal, cuidar la flora…