Patatas fritas

Si te gustan las patatas fritas, pero no las comes por no engordar, prueba a comprarlas congeladas y mételas en el horno hasta que estén doradas y crujientes. Sabrán igual, pero tendrán menos calorías.