Limpiar una joya de oro blanco

¿No sabes cómo proceder a limpiar una joya de oro blanco? Es muy sencillo: bate una clara de huevo y aplícala sobre la joya con ayuda de un pincel. Deja que la clara de huevo se seque, frota con un paño muy suave y verás cómo recupera su antiguo brillo.