Archivo de la etiqueta: Frigorífico

Patatas peladas

Si has pelado más patatas de las que necesitas utilizar, no te preocupes: evitarás que se pongan negras y su aspecto no sea muy agradable si las cubres con agua fría y echas unas gotas de vinagre de vino blanco. Introdúcelas así en el frigorífico y verás cómo se conservan bien durante un par de días.

Angulas

Recuerda que debes comprar las angulas en el último momento ya que se conservan durante no más de tres días, tápalas con un paño húmedo y limpio, y no las manipules. Lo mejor es mantenerlas en la parte más fría del frigorífico. Antes de cocinarlas, sácalas de la nevera al menos 30 minutos antes. Verás que así quedan súper sabrosas.

Electrodomésticos blancos

Para que el frente de electrodomésticos como la lavadora, el frigorífico o el lavavajillas sigan igual de blancos que el primer día, repasa regularmente su superficie con una esponja humedecida en un litro de agua y una cucharada de bicarbonato; después, seca a conciencia. Se mantendrán blanquísimos.

Conserva el jamón

¿Has comprado o cortado demasiado jamón serrano y no sabes cómo hacer para que no se reseque? Distribúyelos sobre un plato y cúbrelo con una gasa de algodón ligeramente humedecida en agua. Lo mejor será que lo dejes a temperatura ambiente si hace fresco o que lo pongas en la parte baja del frigorífico si en tu cocina hace calor.

Frigorífico obstruido

El agua que se descongela de la pared del fondo del frigorífico cae a un pequeño depósito donde se evapora. Pero, a veces, en el agujero se forma moho y se acumula el agua, que acaba rebosando. Para eliminar la obstrucción introduce en el agujero un tubito de la misma medida más o menos (puede servir una pajita) y sopla con fuerza para que la suciedad caiga a la cubeta de atrás. El problema estará solucionado.

Ojos hinchados

¿Tienes los ojos hinchados y necesitas desinflamarlos en poco tiempo? Coge algún alimento del frigorífico que esté muy frío como unas rodajas de pepino o de manzana, empapa unos discos de algodón en agua muy fría o coloca hielo picado en un pañuelo de hilo. Aplica sobre los ojos y descansa 10 minutos: tus ojos serán otros porque el frío ayudará a contraer los vasos capilares que se habían dilatado.

Esmalte apelmazado

Para evitar que la próxima vez que vayas a pintarte las uñas descubras que el esmalte se ha apelmazado y está duro, procura mantenerlo guardado siempre en el frigorífico. No tendrás este problema nunca más.