Conserva el jamón

¿Has comprado o cortado demasiado jamón serrano y no sabes cómo hacer para que no se reseque? Distribúyelos sobre un plato y cúbrelo con una gasa de algodón ligeramente humedecida en agua. Lo mejor será que lo dejes a temperatura ambiente si hace fresco o que lo pongas en la parte baja del frigorífico si en tu cocina hace calor.