Archivo de la etiqueta: Decoración

Limpiar asientos de paja, caña, mimbre…

Para blanquear y limpiar este tipo de superficies, basta mezclar tres litros de agua templada con un buen chorro de zumo de limón. Humedece una esponja y pásala en el sentido de la fibra. Deja secar al aire.

Óxido en la madera

Si en un mueble de madera aparecen manchas provocadas por algún objeto de hierro oxidado, intenta eliminarlas pasando un algodón impregnado en agua oxigenada; lava después la zona tratada con agua tibia y amoníaco. Aunque es una mancha difícil de eliminar, no se resistirá a este tratamiento.

Recuperar los colores de la la alfombra

Podrás recuperar los colores desvaídos de tu alfombra favorita de la siguiente manera: mójala ligeramente con agua con gas o esparce las hojas húmedas que hayas utilizado para preparar una infusión de té. Deja secar durante algún tiempo (al menos un par de horas) y después límpiala de manera habitual. El amoniaco diluido en agua también da muy buenos resultados.

Mármol que ha perdido el brillo

Si el mármol ha perdido el brillo, puedes hacer que lo recupere pasando por toda la superficie un paño empapado en gasolina. Deja que actúe toda la noche y, al día siguiente, púlelo con una gamuza seca. El brillo habrá regresado.

Jarrón poroso

Una forma realmente sencilla de volver a utilizar ese jarrón poroso que no puede contener agua consiste en someterlo a un baño de parafina. Una vez seco, podrás utilizarlo sin ningún problema.

Restos de cola en muebles

Después de hacer algún trabajo con cola, es posible que queden restos en los muebles. Prepara una mezcla de agua muy caliente y vinagre en una proporción de medio litro de vinagre por dos de agua y frota con ella el mueble, con cuidado de no rayarlo. Verás como la cola desaparecerá por arte de magia.

Decoración de la habitación de los niños

Si tus niños siempre dejan la ropa tirada en su habitación, decora una de las paredes con unos listones de percheros de madera que puedes pintar de un color que te guste. Seguro que se sentirán encantados y se animarán a mantener el orden.

Paredes con desperfectos

Si alguna pared de tu hogar tiene demasiadas hendiduras o salientes que se ven demasiado, puedes recurrir a instalar encima unos paneles lisos de escayola o de madera de aglomerado. Las paredes quedarán listas para que las puedas pintar y, de este modo, conseguirás que queden prácticamente sin rugosidades.

Techos bajos

¿Los techos de tu casa son bajos? Puedes hacer que ópticamente parezcan más altos pintando las paredes y el techo del mismo color claro (blanco, amarillo o beige muy suaves) y colocando unas cortinas en los mismos tonos pero con rayas verticales de suelo a techo.

Cortinas

¿No sabes por qué estampado decidirte? Pues piensa si quieres que tengan mucho protagonismo en la decoración final de la estancia o sólo deseas que enmarquen las ventanas pasando desapercibidas. Cuanto más contraste tengan y más grande sea el estampado, mayor protagonismo tendrán en el resultado final. Las de colores lisos y claros pasan más desapercibidas.