Arañazo en parquet

Si acabas de ver un terrible arañazo en el parquet, puedes probar a disimularlo frotando la zona con la pulpa de un ajo hasta que la raya se haya rellenado. Deja que se seque bien, elimina los restos que sobresalgan y pasa una lija muy fina para igualar la superficie: se notará mucho menos.

Hendiduras en madera

Cuando algún mueble presente unas hendiduras ligeras en la madera, podrás repararlas colocando un trapo mojado en agua o leche caliente sobre la zona afectada, sujetándolo muy bien con ayuda de cinta adhesiva o un peso encima y dejando que actúe durante unas horas: la hendidura se recuperará.

Oscurecer muebles de madera

Si deseas oscurecer muebles de madera clara, solo tienes que coger los posos de café caliente y frotarlos con un trapo seco, hasta que penetren en la madera. Déjalos actuar durante una hora y pasa un trapo untado en cera especial de color marrón oscuro.

Madera de pino rayada

La madera de pino es muy blanda y se raya con facilidad. Para disimular esos arañazos, pasa por encima un ajo partido por la mitad y, después, frota la zona con un poco de cera en pasta.

Renovar sofá

Deja que tus amigos piensen que te has comprado un sofá nuevo o que has renovado la tapicería del que tenías. Cuando el tiempo y la luz hayan ido poco a poco apagando los colores de la tela actual, no te preocupes: frótala con un paño limpio mojado en un poquito de éter. Con esta sencilla medida conseguirás reavivarlos y parecerán nuevos.

Grieta en porcelana

Una grieta pequeña en la porcelana se cierra frotando con una almendra amarga seca, mientras que los colores se avivan frotando suavemente con un paño impregnado en agua de limón. Estará siempre como nueva.

Flotadores y colchonetas

Prepara los flotadores y colchonetas para el verano. Localiza los posibles pinchazos, frótalos con alcohol y, cuando se hayan secado, tapa el agujero con un poco de silicona y espolvoréalo con polvos de talco.

Añadir agujeros a los cinturones

¿Has adelgazado tanto que a tus cinturones les faltan agujeros? No es necesario que acudas al zapatero para que los perfore. Para hacerlo tú mismo en casa, basta con calentar una aguja de hacer punto, de las que no están plastificadas, hasta que la punta se ponga al rojo vivo. Luego, elige bien el lugar, céntralo y aplica la aguja sobre el cuero presionando fuertemente hasta atravesarlo. El agujero quedará limpio y perfecto. Eso sí, ten mucho cuidado para no quemarte las manos al manejar la aguja caliente.

Reparar mármol rajado de encimera

¿Se ha rajado el mármol de la encimera de tu cocina o de alguna estantería? Prepara una pasta a base de resina, cera y polvo de mármol. Rellena la grieta con este compuesto y déjala secar. Por último, elimina los restos sobrantes con una hoja de papel de lija muy fino.

Medias rotas

No tires las medias que se hayan roto. Coge un algodón, mételo dentro, aplica el líquido limpiamuebles que suelas usar y frota tus puertas de madera. Este es un truco que utilizan los carpinteros y que las deja como nuevas.