Cuadros al óleo

Si quieres mantener tus cuadros pintados al óleo limpios sin estropear la pintura, pásales simplemente, una esponja -muy suave y que no raye- ligeramente enjabonada y, a continuación, enjuágalos enseguida con agua.