Arroz suelto

Si no consigues que cuando hierves arroz, los granos queden sueltos, prueba a introducir en el agua de cocción un trozo de piel de limón. El arroz ya no se pegará y, además, tendrá un aroma delicioso.