Archivo de la etiqueta: Belleza

Cuidados en la nieve

Si ya han caído las primeras nieves y eres una forofa del esquí, es imprescindible que protejas el rostro con una buena crema solar antes de exponerla a la nieve. Pero también es conveniente que antes de aplicar la protección utilices diariamente una buena crema que mantenga la humedad de la epidermis ante esa agresión climática. Así lograrás crear una buena barrera aislante y tu piel estará lista para que disfrutes de la nieve sin problemas.

Efectos de la sauna

¿Te gusta darte una sauna de vez en cuando? Aprovecha y, antes de entrar, ponte una mascarilla suavizante en tu cabello. Además de nutrir el pelo, te dará un brillo excelente. También la crema anticelulitis tendrá doble efecto.

Crema corporal

El gesto de aplicar la crema corporal es uno de los que más mujeres repiten a diario en el mundo. Y, si la piel es seca o va adquiriendo sequedad con el paso de los años, este gesto se convierte en imprescindible. Si dispones de unos minutos para ti, hidrátate y nutre tu piel aplicando, después de la ducha, una capa muy fina de aceite corporal. Una vez se haya absorbido, aplica una crema hidratante que sea untuosa. Necesitarás unos minutos más, pero el resultado es espectacular.

Granitos en la espalda

Si tienes granitos en la espalda, mezcla el zumo de un limón, el de un tomate y añade glicerina hasta que se forme una pasta de consistencia líquida. Aplícatela en la espalda y deja que actúe. En poco tiempo los granitos se secarán y desaparecerán.

Morados

Si eres de las típicas personas que te vas dando golpes en las piernas y siempre vas marcada con morados, podrás evitarlo aplicando rápidamente sobre la contusión la pasta resultante de hervor en agua unos copos de avena. Espera a que se enfríe y esparce la pasta sujetándola con una venda o gasa durante un rato. No se inflamará ni aparecerá ningún morado.

Tónico para cara y cuello

Prepara un excelente tónico para la cara y el cuello hirviendo medio litro de agua con un puñado de tomillo. Deja que hierva un par de minutos, apaga el fuego y deja reposar cinco minutos más. Cuando la infusión esté templada, cuélala y añade el zumo de medio limón.

Quemaduras del sol

Si te quemas, tras una exposición prolongada al sol, machaca en un mortero unos dientes de ajo y un poco de aceite de oliva hasta obtener una mezcla homogénea. Aplícate el preparado sobre la quemadura, cúbrela con una gasa y fíjalo todo con una venda. Por la mañana estarás estupendamente.

Reafirmar cuerpo

Los aromas que utilizamos en la cocina contienen aceites esenciales y principios activos de notables efectos. Si quieres reafirmar tu cuerpo, hierve medio litro de agua y vierte una cucharada de hojas de salvia. Deja que reposen durante 10 minutos, filtra y añade la infusión al agua del baño, sumergiéndote en ella durante 15 minutos.

Nutrición del cuello

Para proporcionar una buena nutrición a la piel de tu cuello, prepara una infusión de menta con seis cucharadas grandes de agua hirviendo. Deja reposar unos minutos y filtra. Bate una clara de huevo y, sin dejar de batir, añade medio litro de miel líquida, medio litro de leche y la infusión de menta. Aplícate esta crema, a temperatura ambiente, cada mañana y cada noche.

Baño relajante

Si necesitas un baño relajante que alivie el cansancio de la jornada, vierte en el agua de la bañera medio litro de leche, una cucharada sopera de miel y un chorrito de aceite de almendras dulces. Métete en la bañera y relájate durante un cuarto de hora. Saldrás como nueva y con la piel limpia y satinada.