Archivo de la etiqueta: Azúcar

Pequeñas heridas

A veces te haces una pequeña herida, pero no consigues que la hemorragia se corte de ninguna forma. No hay nada mejor que poner un poquito de azúcar sobre ella. Comprobarás que se corta de inmediato. Eso sí, si te ocurre con frecuencia, consulta con tu médico.

Preparar caramelo

¿Quieres preparar un delicioso caramelo para decorar tus postres? El truco consiste en respetar la regla de proporción: utiliza cinco terrones de azúcar por una cucharada de agua. ¡No falla!

Mermeladas coloridas

Conseguirás que las mermeladas caseras que tú misma preparas tengan un color más vivo si aplicas el siguiente truco: antes de agregar el azúcar a la fruta, caliéntalo unos minutos en el horno. ¡No falla!

Arroz con leche

El arroz con leche es un postre delicioso que encanta a los niños pero a veces resulta un poco indigesto para sus estómagos. Puedes suavizarlo hirviendo primero unos minutos el arroz en agua. Después, lo escurres y lo cueces en leche como de costumbre, tapándolo hasta que haya absorbido todo el líquido. Y recuerda: no eches el azúcar en el arroz con leche al principio de la cocción porque impedirás que se cueza el arroz.

Cebolla dorada y en su punto

Si cuando haces tortilla se te suele quemar la cebolla, échale azúcar al freírla. No se quemará ni tendrá sabor dulce.

Alcachofas sin amargor

Si no quieres que las alcachofas que has comprado acaben teniendo un sabor amargo, añade una cucharada de azúcar blanco al agua de cocción de las mismas. Resultarán mucho más dulces y sabrosas.

Cacao y azúcar

Normalmente, los niños quieren echarse solos el azúcar o el cacao del desayuno y también es normal que lo derramen. Para que no ocurra, pon tanto el azúcar como el cacao en envases dosificadores parecidos a esas jarras en las que viene la miel.

Cebollas demasiado picantes

¿Has comprado cebollas demasiado picantes y no las puedes incorporar a las ensaladas? Prueba con este truco: antes de preparar la ensalada, corta la cebolla en rodajas y distribúyelas en una bandeja; espolvorea un poco de azúcar por encima y deja que repose un cuarto de hora. Antes de introducirlas en la ensalada, lava las rodajas y sécalas bien. ¡Verás como se comen sin dificultad!

Vino de urgencia

Si no te queda vino blanco en tu cocina y lo necesitas para guisar, ya no precisas pedírselo a tu vecina. Mezcla dos partes de agua y una de vinagre en un vaso, échale un poquito de azúcar, y añade la mezcla al guiso. Verás lo sabrosos que quedan tus platos.

Abono fortalecedor

Para que tus plantas de interior crezcan hermosas y fuertes, mezcla un poco de azúcar en polvo y los posos de una cafetera de café con agua. Riega tus plantas con este preparado una vez por semana y verás qué rápido y bonitas se desarrollan.