Armario de niños

Si tu niño tiene un armario para él solo, no introduzcas en él los típicos productos químicos antipolillas. Llena unas bolsitas de tela con pieles de limón o flores de lavanda y conseguirás el mismo efecto: mantener alejadas las polillas.