Fabricar ambientador

¿Te gustaría fabricar tu propio ambientador? Es muy sencillo. Toma buena nota de este truco: recoge flores de naranjo frescas, échalas dentro de un cazo con un poco de agua y ponlo a calentar a fuego lento. ¡Ya lo tienes!