Alfombras resbaladizas

Si el suelo de tu casa es incompatible con tus alfombras porque hacen que éstas resbalen y se vayan desplazando, compra en una ferretería cinta adhesiva de doble cara. Pega el adhesivo en el revés de la alfombra y, luego, haz que se pegue en el suelo. Aplana bien y verás como ya no se mueven.