Archivo de la etiqueta: Alcohol

Rotuladores

Si crees que el rotulador de tu hijo se ha acabado, destápalo y echa unas gotitas de agua. Podrás repetirlo muchas veces más. No utilices alcohol o colonia porque se resecaría demasiado.

Mancha de resina

No es nada extraño que después de una excursión al campo volvamos a casa con alguna mancha de resina. La mejor forma de que desaparezca al momento, tanto de la piel como de la ropa, es frotarla con un poco de alcohol. Si no tienes, puedes utilizar colonia. Pero, eso sí, en los tejidos comprueba antes que el alcohol no se come el color de la prenda.

Manchas de pintura al óleo

Retira al máximo la pintura con una cucharilla o espátula y frota con alcohol, trementina o aguarrás. Luego, pasa una esponja humedecida en agua y aplica un quitamanchas.

Guías de aluminio

¿No sabes cómo eliminar el polvo de las guías de aluminio de tus ventanas o puertas? Si dispones de un aspirador, será una tarea fácil porque se encargará de absorber el polvo. Pero si no es así, elimina el polvo más gordo con ayuda de un pincel de pintor y, luego, pasa unos bastoncitos de algodón impregnados en alcohol. El resto del polvo quedará atrapado al tiempo que elimina la suciedad del interior de las guías.

Combatir la caspa (Otros)

Para combatir la caspa que afea nuestro cabello, prueba a mezclar el zumo de una manzana licuada con tres partes de agua. Reparte la mezcla sobre el cuero cabelludo y da un masaje suave con ayuda de las yemas de los dedos durante cinco minutos. A continuación, lava el cabello como tengas por costumbre y repite la operación dos veces por semana. Verás cómo mejora.

                                                                                  ******

Machaca en el mortero algunas hojas de perejil y échalas en un frasco mediano que rellenarás con alcohol. Deja que macere la mezcla durante una semana, cuélalo y date un masaje en el cuero cabelludo cada noche. En muy poco tiempo notarás cómo ha ido desapareciendo esa caspa tan molesta y antiestética.

                                                                                  ******

Si tu problema es que no sabes cómo deshacerte de la molesta caspa de tu cabello, lávatelo una vez a la semana con el caldo resultante de haber cocido un tallo de apio. Desaparecerá por completo.

Caspa

La caspa ya no es un problema; basta con que mezcles alcohol y unas ramitas de romero. En poco tiempo, el alcohol cambia de color; entonces, escurre las ramitas de romero y échate el alcohol en el pelo después de lavártelo realizando un suave masaje capilar. Si tienes paciencia, en pocas semanas la caspa desaparecerá.

*****

Hay un remedio verdaderamente infalible para que tu pelo quede libre de caspa, sequedad o incluso grasa. No tienes más que lavártelo con una mezcla, a partes iguales, de champú para niños y miel de abeja. Quedará super limpio, suave, sedoso y con mucho brillo.

Mancha de cerveza

¿Estás bebiendo cerveza y te cae un poco? Si es reciente, lava con tu detergente habitual frotando un poco (depende del tejido) y aclara. Pero si ya lleva un tiempo seca, cepilla con una mezcla de alcohol y agua. Saldrá fácilmente.

Mueble de caoba

Para dejar impecable un mueble de caoba, frótalo con la mezcla siguiente: disuelve al baño María 30 g de cera blanca y 45 g de esencia de trementina. Cuando esté fría la mezcla añade 30 g de alcohol y trabaja hasta que la mezcla lo absorba. Ahora ya puedes dar a tu mueble una buena capa, dejar que penetre y pulir con un paño suave.

Limpiar prendas de pecarí

Para limpiar en casa prendas de piel de pecarí (un animal parecido al jabalí) hay que preparar una mezcla con 2/3 de alcohol de 90 grados y 1/3 de glicerina. Se debe impregnar un trapo en la solución y frotar la piel, dejando que se seque. Por último, hay que frotar con un paño seco. Es recomendable probar primero en una zona interior para comprobar que la piel responde bien a este tratamiento.

Flotadores y colchonetas

Prepara los flotadores y colchonetas para el verano. Localiza los posibles pinchazos, frótalos con alcohol y, cuando se hayan secado, tapa el agujero con un poco de silicona y espolvoréalo con polvos de talco.