Colgar cuadros

Si te gustan los cuadros para decorar pero odias agujerear las paredes, utiliza este truco decorativo: pon unas baldas de unos 10 cm de ancho pintadas en el mismo tono de la pared en lugares estratégicos de la casa y apoya los cuadros en ellas. Queda muy bonito y decorativo.

Despegar adhesivo

Un adhesivo viejo resulta generalmente difícil de despegar. Para facilitarte la tarea, pásale por encima una plancha tibia o aplícale un poco de aire caliente con un secador de pelo. Saldrá con más facilidad al fundirse la cola que lo mantenía unido al material.

Objetos decorativos de cobre

Si tienes unos objetos decorativos de cobre que no sabes cómo abrillantar, frótalos con medio limón impregnado con bicarbonato. A continuación, remata la operación frotando con un estropajo de lana de acero (preferiblemente ya desgastado) y pule con un paño de algodón para sacarle el brillo. ¡Quedarán impecables!

Colgar objetos en azulejos

Si quieres colgar objetos que pesan poco en los azulejos de tu cocina o baño, no hace falta que agujerees la pared: basta con que compres cinta adhesiva de doble cara: una parte la adherirás al azulejo y la otra al objeto. Pega y listo.

Barato y original árbol de Navidad

¿Quieres decorar tu casa con un original y barato ‘árbol de Navidad’? Pues tienes que ir a un bosque o a un parque y coger unas ramas de árbol de las que suelen caer al suelo que estén bien unidas entre sí y del tamaño que quieras. Luego recorta unas estrellas de cartulina de color oro o plata y hazles un agujero por el que pasarás una cinta. Cuélgalas de las ramas y, si quieres, añade algunas lucecitas, pero sin recargar.

Salón navideño

¿Te has cansado ya de decorar tu casa por Navidad con el típico árbol y las típicas bolas, y quieres empezar a pensar en cómo decorarás tu salón este año? Aquí tienes una idea diferente, pero aprovechando el mismo material que ya tienes: si se trata de bolas u otro tipo de detalles navideños, vete atándolos en una cinta o cuerda de un tono típicamente navideño, cada 20 cm más o menos inserta una pieza (puedes inspirarte si quieres en las tiras de tomates de colgar). Y, una vez listas las guirnaldas, colócalas donde quieras.

Adornar mesa navideña

Todo el mundo sabe que, en las fiestas navideñas, una mesa con un bonito centro hecho con piñas pintadas de purpurina dorada o plateada y unas velas en el medio queda perfecto, pero quedará mucho más original si, en lugar de utilizar las piñas habituales, empleas frutas decorativas de las que parecen de verdad.

Mesa de fiestas navideñas

¿Te gusta que la mesa de las fiestas navideñas esté presidida por la sugerente y favorecedora luz de las velas? Busca velas que quepan en unas copas o cuencos de vidrio introduce hojas de plantas naturales (helecho, esparraguera, col morada, etc.) Quedarán preciosas y sobre todo ¡originales!

Belén navideño

Si en tu casa el belén navideño siempre está presente, una propuesta es que dibujes el camino que lo recorre con pan rallado. Corta una cartulina formando el camino, aplica un poco de pegamento para fijar el producto que echarás encima y, a continuación rellénalo con pan rallado. A los lados, decora con borde de musgo o piedrecitas pequeñas.

Mesa de fin de año

¿Quieres dar a tu mesa de fin de año un toque navideño sin gastar demasiado dinero? Compra o haz unas bolsitas de tela doradas o en tono plateado, del tamaño de una botella. Introduce en ellas las botellas de vino o de agua y ajústalas al cuello de la botella con una cinta en el mismo tono. Tu mesa quedará superbonita.