Disimular piernas gruesas

Para disimular las piernas gruesas utiliza medias lisas opacas o con algún estampado en sentido vertical a lo largo de la pierna o en el tobillo y ponte un zapato con unos 3 cm de tacón. Todos estos trucos juntos alargarán visualmente tus piernas. Si vas sin medias, prueba a aplicar un bronceador artificial en las piernas: la piel ligeramente bronceada adelgaza ópticamente.

Endurecer piernas y nalgas

Una buena solución para conseguir endurecer las piernas y las nalgas sin apenas realizar esfuerzo consiste en subir las escaleras apoyándote únicamente en las puntas de los pies. En muy pocas semanas notarás el cambio.

Piel más suave

Para tener una piel más suave echa en el agua del baño 100 ml de almidón, métete y relájate durante unos minutos. Cuando salgas notarás que tu piel está mucho más tersa y suave.

Sequedad corporal

Para evitar la sequedad corporal, añade al agua del baño un par de tapones de aceite de oliva virgen mezclado con un vaso de leche. El resultado es verdaderamente espectacular.

Piel fina y suave

¿Quieres tener una piel de cine, fina y suave? Mezcla un yogur natural con dos plátanos bien triturados y una cucharada de miel. Aplícatelo por todo el cuerpo insistiendo con más interés en las zonas más rugosas y aclara a los diez minutos. Hazlo regularmente y proporcionará a todo tu cuerpo una suavidad y textura realmente únicas.

Piel áspera

Piel áspera: Mezcla un poco de levadura con unas cucharaditas de leche hasta obtener una masa espesa. Aplícatela por las zonas ásperas y déjala reposar 20 minutos. Retírala con agua.

Piel demasiado pálida

¿Quieres lucir un precioso vestido escotado y te parece que tu piel está demasiado pálida? Llena la bañera e introduce durante 10 o 15 minutos una bolsita de té. Luego, métete tú durante un cuarto de hora. Cuando salgas, sécate con suaves golpecitos con la toalla. Tu piel se habrá puesto morena.

Piel enrojecida

Si tu piel se ha enrojecido ligeramente y no tienes crema para después del sol, bate la pulpa de un melón bien maduro y fresco y aplícala sobre la piel. Deja que actúe un buen rato, te aliviará y te refrescará. Luego, date una ducha rápida sin jabón.

Renovar la piel y cuidarla

Cualquier momento es bueno para renovar la piel y cuidarla. Y ello pasa por utilizar semanalmente un exfoliante corporal que puedes preparar tú misma en tu hogar: mezcla dos cucharadas soperas de sal con dos cucharadas soperas de aceite de oliva. En la ducha, aprovecha para frotar tu cuerpo en seco con la mezcla desde los pies hasta los hombros, actuando con suavidad y delicadeza. Te tomará unos minutos, pero tu piel eliminará las células muertas renovándose y se quedará más elástica y joven. Luego dúchate y aplica una buena capa de crema hidratante.

Manchas de tinte del pelo

¿Te has manchado la piel con el tinte del pelo? Hay muchos trucos eficaces para eliminar esas típicas manchas, pero hoy en día basta con que pases por la zona manchada una toallita desmaquilladora para que la mancha no se resista. Tenías siempre a mano cuando vayas a dar color a tu pelo. Prueba y verás.