Inicio Contacto  
 
 

Categorías

 

Animales
Belleza
Bricolaje - Decoración
Calzado
Cocina
Colada - Ropa
Hogar
Joyas
Limpieza
Manchas
Niños
Plantas
Salud
Vehículos
 
 
 
 Alojamiento Web Premium
 
 
 
 

 

Limpieza

 

Para que tus objetos de plata estén siempre limpios y muy brillantes, aplícales pasta de dientes y, después de dejarlo actuar durante unos minutos, frota con un paño seco y lava y aclara el objeto con agua y jabón. Es un método cómodo y sencillo que evita el daño que otros productos más fuertes pueden ocasionar sobre este tipo de material.

La limpieza del parquet de tu casa no suele resultar demasiado complicada, pero en ocasiones pueden aparecer  unas pequeñas manchas de grasa que no sabemos muy bien cómo eliminar. Cúbrelas con polvos de talco y tápalas con un papel cuyos bordes queden bien pegados al suelo con un poco de celofán. Déjalo tres o cuatro días y quedará muy limpio.

  • Si quieres tener los muebles antiguos realmente impecables, frótalos con un paño empapado en una pasta hecha a base de vinagre de vino, aceite de oliva y aguarrás a partes iguales. Quedará como recién barnizado.

  • Limpia los objetos de nácar con agua y jabón, y después sácales brillo con un poco de aceite de oliva.

  • El mármol blanco tiene tendencia a amarillear. Si quieres que recupere su brillo, frótalo enérgicamente con una mezcla de sal fina y zumo de limón. Luego, enjuaga con abundante agua y sécalo perfectamente.

  • ¡Qué bonita queda una mesa bien decorada con velas de colores! Pero, a veces, las utilizamos para decorar y, cuando vamos a echar mano de ellas, están completamente sucias. La solución resulta tan sencilla como limpiarlas  con un paño empapado en alcohol de romero.

Para limpiar el interior de los armarios de la cocina, prepara un agua con un poco de lavavajillas. Lava con ayuda de una esponja, y aclara con agua y unas gotitas de amoniaco. Seca y deja que el armario se airee durante un rato.

Estatuillas de bronce: Una forma de limpiar esas estatuillas de bronce que tienen muchos recovecos y no hay forma de que acaben de quedar bien consiste en bañarlas en agua jabonosa caliente a la que añadirás un poquitín de amoniaco. Deja que actúe unos minutos, frota con un cepillo, deja secar y, por último, aplica cera incolora.

  • Una alternativa no contaminante para limpiar el horno una vez se ha utilizado consiste en diluir jabón verde (de venta en droguerías) en agua. Friega con un estropajo suave el horno tibio, aclara con una bayeta y seca. Si no hay suciedad incrustada ya vieja, el horno quedará perfecto y sin necesidad de utilizar detergentes agresivos.

  • Mamparas con cal: La cal del agua se suele acumular en las mamparas de baño. Para que queden impecables y sin restos blanquecinos o de gotas, frótalas con una esponja empapada en vinagre blanco, deja que actúe y después, aclara bien y seca con un paño o con papel de cocina.

 

 

 

Anterior

Siguiente

 

 

 

 

 

 

Copyright©2011-2014 GloriaCP.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción.