Inicio Contacto  
 
 

Categorías

 

Animales
Belleza
Bricolaje - Decoración
Calzado
Cocina
Colada - Ropa
Hogar
Joyas
Limpieza
Manchas
Niños
Plantas
Salud
Vehículos
 
 
 
 Alojamiento Web Premium
 
 
 
 

 

Hogar

 

Recoger huevo: Seguro que en más de una ocasión se te ha caído un huevo al suelo y te ha resultado complicadísimo de recoger. Cúbrelo con un puñado de sal fina o harina , espera 15 minutos y no te costará nada recogerlo.

Flores curvadas: ¿Las flores de tu jarrón no se aguantan derechas y se curvan antiestéticamente? Compra un rollito de alambre fino e introduce una tira hasta, más o menos, la mitad del tallo. O también, une el trozo de alambre por el exterior atándolo con unas vueltas de alambre. Podrás modelar tu flor como más te apetezca.

  • Si tu vajilla de loza se ha vuelto amarillenta y al lavarla normalmente no recupera su color blanco, prueba a sumergir las piezas en un barreño lleno de agua caliente con dos cucharadas de lejía y dos de bicarbonato. Deja en remojo durante dos o tres horas, lava con tu lavavajillas, aclara y seca muy bien: habrán recuperado su tono.

  • ¿La cantimplora de tu hijo está abollada? ¿Quieres eliminar las abolladuras? Pues sólo tienes que llenarla con agua e introducirla en el congelador. Cuando la saques y se descongele el agua notarás que las imperfecciones han desaparecido.

  • Marcas de tiestos en el parquet: Si los tiestos que tienes en el interior de casa han dejado unos cercos de humedad sobre el parquet, es necesario frotar la zona con un cepillo de raíces y lejía caliente rebajada en agua. Después, secar muy bien y encerar la zona. Es muy importante proteger con un plato de plástico las zonas donde pongamos tiestos que puedan desprender humedad.

  • Cepillo de dientes duro: Si el cepillo de dientes que acabas de comprar es demasiado duro para tus encías, prueba a dejarlo durante 24 horas en remojo de agua y sal. Las cerdas se ablandarán ligeramente y podrás utilizarlo sin problemas.

Conserva tu lavadora: Para que tu lavadora se conserve en buenas condiciones es imprescindible dejar abierta la puerta después de cada lavado para que circule el aire por su interior, hay que limpiar -al menos una vez al mes- el filtro y secar la goma de alrededor de la puerta después de cada uso para que no se pudra y cree moho. Vale la pena hacerlo y tener cuidado porque cambiar la goma de la lavadora no es fácil ni barato.

Bañera sin marcas: A veces, el nivel del agua que utilizamos en bañeras o bidets queda marcado en ellos. Para eliminarlo basta con frotar esa zona con alcohol restregándolo luego con una esponja humedecida en lavavajillas. Si lo haces a menudo, nunca llegará a notarse. Si esa marca ya existe, probablemente se deba a la cal del agua, en ese caso, aplica un producto antical.

  • Conseguirás tener la grifería de acero inoxidable en perfecto estado y brillante de la siguiente manera: para lavarla utiliza preferentemente detergente líquido y agua caliente. Conseguirás eliminar las manchas frotándolas con amoniaco o alcohol de quemar. Y, sobre todo, recuerda secarla bien después de limpiarla y, si te es posible, deja una pequeña toallita o paño junto al grifo para secarlo cada vez que se moje: se conservará mucho mejor y siempre estará impecable.

  • Hules: Si quieres que tu hule brille más y conserve los colores originales que tenía cuando lo compraste, pese al desgaste que sufre diariamente sobre la mesa, sólo tienes que frotarlo con una esponja empapada en leche. Y, por supuesto, no se te ocurra doblarlo cada vez que quieras guardarlo; es mucho mejor que lo enrolles en un palo.

 

 

 

Anterior

Siguiente

 

 

 

 

 

 

Copyright©2011-2014 GloriaCP.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción.