Inicio Contacto  
 
 

Categorías

 

Animales
Belleza
Bricolaje - Decoración
Calzado
Cocina
Colada - Ropa
Hogar
Joyas
Limpieza
Manchas
Niños
Plantas
Salud
Vehículos
 
 
 
 Alojamiento Web Premium
 
 
 
 

 

Cocina

 

La mejor manera de conservar las galletas en perfectas condiciones y que no se pongan blandas es muy sencilla: guárdalas desde el primer momento en una lata de metal. Eso sí, debes tener la precaución de colocar en la base un buen puñado de palomitas.

Si has cocido patatas, pero no las vas a comer de inmediato, pásalas por agua fría del grifo una vez cocidas. No se ennegrecerán.

  • Pescado en salsa: Cuando te sobren algunos trozos de pescado frito rebozado, no lo tires. Prepara una salsa con cebolla frita, un poco de caldo de pescado, ajo, perejil machacado y un chorrito de vino blanco. Quedará muy jugoso.

  • ¿Quieres que los garbanzos te salgan realmente tiernos? Ponlos a cocer en agua templada, y si a mitad de la cocción tienes que añadir agua, procura que ésta sea caliente.

  • Vino para un guiso: Si te has quedado sin vino blanco y resulta imprescindible para ese exquisito plato que estás preparando, no te preocupes, remplázalo por un vaso de vinagre de vino en el que hayas disuelto dos cucharaditas de azúcar. Te sorprenderán los resultados.

  • Con el pan de molde que se ha quedado duro puedes preparar una excelente merienda para un momento de apuro. Pasa cada rebanada por huevo batido y fríelas en abundante aceite hasta que se doren.

¿Quieres que tu tortilla de patata te quede realmente redonda y no sólo de forma sino también de sabor? Añade un ajo cortado en láminas muy finas casi al final de la fritura de las patatas y al batir los huevos (mejor con batidora eléctrica), agrega una puntita de harina de maíz y un chorrito de leche.

 

Zumo de naranja: Pon unos minutos las naranjas en el horno a temperatura media antes de partirlas y conseguirás que den más zumo

 

  • Sustituir la nata: Si no quieres tomar nata, siempre que una receta de cocina la incluya entre sus ingredientes puedes sustituirla por yogur o queso fresco. El sabor será prácticamente el mismo y aportará menos calorías.
  • Sin salpicar: ¿Estás cansada de soportar las salpicaduras de aceite cada vez que tienes que freír? Echa una ramita de tomillo y un poco de sal gorda y el problema estará solucionado.

 

 

 

Anterior

Siguiente

 

 

 

 

 

 

Copyright©2011-2014 GloriaCP.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción.