Inicio Contacto  
 
 

Categorías

 

Animales
Belleza
Bricolaje - Decoración
Calzado
Cocina
Colada - Ropa
Hogar
Joyas
Limpieza
Manchas
Niños
Plantas
Salud
Vehículos
 
 
 
 Alojamiento Web Premium
 
 
 
 

 

Cocina

 

Trigueros enteros: Átalos en manojos y ponlos a cocer de pie, sin sumergir las puntas. Cinco minutos antes de terminar la cocción, añade, con mucho cuidado, agua hirviendo hasta que cubra las puntas, que se cocerán, pero no tanto como para romperse.

La mejor forma de conservar durante más tiempo las peras que acabas de comprar consiste en evitar que se toquen entre sí y guardarlas con el rabillo hacia arriba. No lo dudes: ¡durarán mucho más en perfectas condiciones!

  • Postres con huevo: Muchas veces los postres caseros que preparamos -tipo natillas o flan- se cortan al sobrepasar los 70 ºC porque la albúmina se cuaja. Para que no ocurra, cuécelos siempre al baño María y a fuego lento. No se volverán a cortar.

  • Elegir una buena pieza de cordero es básico para que, después, resulte tierno al comerlo: procura que la carne sea rosada, la grasa firme y abundante, y el olor fresco y agradable. Si notas que la carne es oscura y la grasa amarillenta, es señal de que el animal es viejo.

  • Deliciosos langostinos: Para que los langostinos y las gambas queden ricos, sabrosos y crujientes, prueba con este truco: cuécelos en frío y, en el momento en que arranque el hervor, pásalos a un recipiente que contendrá agua muy salada y muy fría. Si es necesario, añade unos cubitos de hielo.

  • Vino de urgencia: Si no te queda vino blanco en tu cocina y lo necesitas para guisar, ya no precisas pedírselo a tu vecina. Mezcla dos partes de agua y una de vinagre en un vaso, échale un poquito de azúcar, y añade la mezcla al guiso. Verás lo sabrosos que quedan tus platos.

¿Has comprado cebollas demasiado picantes y no las puedes incorporar a las ensaladas? Prueba con este truco: antes de preparar la ensalada, corta la cebolla en rodajas y distribúyelas en una bandeja; espolvorea un poco de azúcar por encima y deja que repose un cuarto de hora. Antes de introducirlas en la ensalada, lava las rodajas y sécalas bien. ¡Verás como se comen sin dificultad!

Si las judías verdes que vas a cocinar se muestran lacias y con un aspecto poco apetitoso, prueba a introducirlas en un recipiente con agua muy fría a la que añadirás unos cuantos cubitos de hielo. En unos diez minutos, ya podrás notar cómo recuperarán su frescura.

  • El arroz cocido te quedará en su punto, si aplicas el siguiente truco: primero, debes poner en la cazuela exactamente el doble de volumen de agua o caldo que de arroz. Cuando esté en el fuego, no tapes nunca el recipiente y tampoco remuevas el arroz mientras esté cociendo. Si es para ensalada, pasa el arroz bajo el grifo del agua.
  • Pan que no se desmiga: Cuando cortes el pan, evitarás que caigan las incómodas migas en el mantel, si el cuchillo de sierra que vaya a utilizar lo introduce previamente en agua hirviendo. Tu mesa estará libre de migas de pan.

 

 

 

Anterior

Siguiente

 

 

 

 

 

 

Copyright©2011-2014 GloriaCP.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción.