Archivo de la categoría: Vehículos

Hielo en el parabrisas

Si todavía en la zona en la que vives, cada mañana tienes una capa de hielo en el parabrisas, mezcla alcohol de 96º al líquido limpiaparabrisas. Si lo rocías antes de encender el coche, el hielo desaparecerá con facilidad. Nunca utilices agua caliente porque podrías romper el cristal.

Encerar el coche

La carrocería de tu coche quedará brillante y lucirá como nueva con la siguiente preparación para encerarla. Mezcla 10cc de alcohol de quemar y 90cc de vaselina, frota la carrocería con ella ayudándote de un paño de algodón que no suelte pelusa y pule con otro paño limpio. Como precaución, haz primero una prueba en un rinconcito.

Filtro del aire

Normalmente hay que cambiar el filtro del aire cada 10000 kilómetros y esto suelen hacerlo los mecánicos en el taller. Pero si decides cambiarlo tú mismo, no lo tires; déjalo en remojo en agua con detergente, acláralo y ponlo a secar. Cuando lo necesites, podrás volver a colocarlo. Así siempre tendrás un filtro de repuesto.

Gamuzas

Normalmente las gamuzas que se utilizan para limpiar los cristales del coche se quedan muy duras. Evítalo lavándolas con agua con sal antes de estrenarlas.

Fumar

Fumar no es nada bueno, pero mucho menos en lugares pequeños y cerrados como los coches. Si aun sabiendo esto fumas, procura que el aire circule por su interior y, además, pon en la base del cenicero uno o dos centímetros de bicarbonato. No solo evitará los malos olores, sino que se apagará perfectamente.

Parabrisas

Con la llegada del buen tiempo, el parabrisas del coche suele llenarse de mosquitos que se estrellan al circular. Para eliminarlos con facilidad solo tienes que pasar por el cristal un paño húmedo en el que echarás un puñadito de bicarbonato sódico. ¡No quedará ni rastro!

Parabrisas impecable

Para que el parabrisas de tu coche siempre esté impecable, anota este truco: cuando introduzcas el agua en el depósito de limpieza del parabrisas, pon también un chorrito de limpiacristales; cuando pases el agua, te quedarán transparentes y perfectamente limpios.

Encerar

Si quieres que tu coche esté siempre como nuevo debes procurar encerar su carrocería al menos un par de veces al año. Para ello, mezcla 10 cc de alcohol de quemar y 90 cc de vaselina. A continuación, frota toda la carrocería con esta mezcla utilizando un trapo de algodón que no suelte pelusa.

Limpiar los cristales

Con tanto viaje y tantos mosquitos, limpiar los cristales del coche puede ser un engorro. Hazlo con papel de periódico arrugado y mojado con agua.

Manchas de óxido

Las manchas de óxido son bastante frecuentes en los parachoques de los coches, sobre todo si vives en una ciudad húmeda o con mar, pero pueden eliminarse fácilmente frotando con fuerza con un papel de aluminio arrugado o bien con un estropajo de aluminio. Además, de esta forma le sacarás un brillo extraordinario.