Manchas de refresco

No siempre podemos evitar que, sobre todo, nuestros hijos se manchen (o nos lo tiren a nosotros encima) con el refresco de turno. Si el tejido donde haya caído es lavable, no tendrás más que lavarlo como lo hagas siempre y, si se resiste, puedes utilizar un poquito de lejía diluida. Pero, si el tejido no es lavable, pasa una esponja o paño humedecido en agua fría y, luego, utiliza un quitamanchas eficaz.

Manchas de vino

¿Te ha caído un poco de vino tinto en el vestido? No te preocupes, intenta diluir un poco la mancha pasando un poco de zumo de limón por la mancha y lava la prenda enseguida. Verás que una vez seca, la mancha ha desaparecido por completo.

Manchas de tinte del pelo

Si en casa o en la peluquería has manchado una prenda con tinte para el pelo, frota la zona manchada con la mitad de un limón y, después lava normalmente: desaparecerá sin dejar rastro.

Manchas de pegamento

Si la mancha es reciente, suele quitarse frotándola con un cepillo mojado en agua fría. Pero a veces no da resultado y, en estos casos, puedes frotar primero con un paño mojado en vinagre y, después, aclarar con agua fría. Es un método más enérgico, pero da un resultado excelente.

Manchas de huevo

Seguramente existen pocas manchas más difíciles de eliminar. Si es reciente, inténtalo frotando con un paño empapado en agua y amoníaco a partes iguales, pero, si hace ya algún tiempo que te la has hecho, trátala con vinagre caliente en el que hayas diluido un poco de sal. Por supuesto, antes debes realizar una prueba por si estas mezclas dañan los colores o estropean el tejido.

Manchas de lejía

¿Te ha caído alguna gota de lejía en tu blusa preferida? ¡Vaya desastre! Pero, si te das prisa, el problema no será tal, pues tiene solución siempre, claro está, que lo hagas de inmediato. Echa un chorrito de colonia sobre la mancha. Si actúas rápidamente, no se comerá para nada el color.

Manchas de betún

Nada mejor que aplicar un poco de esencia de trementina y disolvente. Luego, lava la prenda como siempre.

Mancha de cerveza

¿Estás bebiendo cerveza y te cae un poco? Si es reciente, lava con tu detergente habitual frotando un poco (depende del tejido) y aclara. Pero si ya lleva un tiempo seca, cepilla con una mezcla de alcohol y agua. Saldrá fácilmente.

Mancha de gotera

Para eliminar por completo la mancha que queda en el techo después de haber tenido una gotera, pasa, en primer lugar, un paño seco para quitar el polvo y el moho acumulado, y después, frota enérgicamente con una esponja empapada en lejía.