Archivo de la categoría: Hogar

Escobas de cerdas

Las escobas de cerdas durarán más si se introducen en agua salada antes de utilizarlas por primera vez. Y, para mantenerlas en perfecto estado, no hay que dejar que se apoyen sobre sus cerdas sino vueltas del revés.

Eliminar hormigas del hogar

Para que las hormigas desaparezcan de tu hogar sólo tienes que espolvorear las zonas por las que se mueven con una mezcla que conseguirás triturando tres clavos de olor y un puñado de perejil seco. Las hormigas no volverán a aparecer.

Tabla de cortar de madera

¿Tienes una tabla de cortar de madera que presenta demasiados cortes y quisieras igualar ligeramente la superficie? No hay nada más fácil: compra una hoja de lija fina y lija la superficie de la tabla mientras está seca. A continuación, pasa un cepillito para eliminar el serrín y aplica una capa de aceite de oliva. Verás que bien queda.

Cafetera obstruida

Si tu cafetera de toda la vida está algo obstruida, prepara una cafetera sin café, sólo con agua y bicarbonato en el depósito. Deja que salga y, a continuación, prepara otra con agua sola. Seguro que volverás a utilizarla de nuevo muchas veces.

Sartén que no se pega

Si la comida se pega a tu sartén al cocinarla, puedes hacer que se vuelva antiadherente cada vez que cocinas: solo tienes que frotar el interior de la sartén con una cebolla partida por la mitad. ¡Verás como no falla!

Olor a pintura

Si has pintado recientemente tu casa y aún permanece el olor a pintura, distribuye por cada habitación un par de boles llenos de agua en los que introducirás unas rodajas de cebolla pelada. Cambia el agua y la cebolla cada dos días y, en poco tiempo, el olor habrá disminuido.

Ceniceros sin olor

Para que los ceniceros no huelan mal y, además, absorban el penetrante olor del tabaco coloca en ellos un fondo de bicarbonato y, encima, unas hojitas de romero. Al quemarse, el romero desprenderá un magnífico olor.

Agua fresca

Aprovecha las botellas de refrescos (siempre que sean de plástico y lleven tapón de rosca) llenándolas de agua y congelándolas. Cuando vayas al campo o la playa, mételas en la nevera de picnic en lugar de los clásicos moldes plásticos de hielo. Enfriarán igual y al descongelarse tendrás agua fresca. Es mejor que las botellas sean pequeñas para poder repartirlas mejor. Es importante que no las llenes por completo, ya que de lo contrario corres el riesgo de que estallen al congelarse.

Afilador de urgencia

¿Las tijeras no cortan y tienes que utilizarlas inmediatamente? Haz un afilado de urgencia doblando en cuatro partes una hoja de papel de aluminio y haciendo cortes con las tijeras durante un par de minutos. Podrás salir airosa del paso hasta que las lleves a afilar.

Ambientador personal

¿Te llegan invitados que no esperabas y quieres sorprenderles con un agradable y personal ambiente? Pon a hervir una olla con agua y añade tres palitos de canela y otros tres de clavo. El vapor que suelta te perfumará todo el piso, y aún más si lo distribuyes en jarrones y los colocas por las zonas de paso.