Archivo de la categoría: Decoración-Bricolaje

Limpiar asientos de paja, caña, mimbre…

Para blanquear y limpiar este tipo de superficies, basta mezclar tres litros de agua templada con un buen chorro de zumo de limón. Humedece una esponja y pásala en el sentido de la fibra. Deja secar al aire.

Óxido en la madera

Si en un mueble de madera aparecen manchas provocadas por algún objeto de hierro oxidado, intenta eliminarlas pasando un algodón impregnado en agua oxigenada; lava después la zona tratada con agua tibia y amoníaco. Aunque es una mancha difícil de eliminar, no se resistirá a este tratamiento.

Recuperar los colores de la la alfombra

Podrás recuperar los colores desvaídos de tu alfombra favorita de la siguiente manera: mójala ligeramente con agua con gas o esparce las hojas húmedas que hayas utilizado para preparar una infusión de té. Deja secar durante algún tiempo (al menos un par de horas) y después límpiala de manera habitual. El amoniaco diluido en agua también da muy buenos resultados.

Mármol que ha perdido el brillo

Si el mármol ha perdido el brillo, puedes hacer que lo recupere pasando por toda la superficie un paño empapado en gasolina. Deja que actúe toda la noche y, al día siguiente, púlelo con una gamuza seca. El brillo habrá regresado.

Conservar los paraguas nuevos

Conservar tus paraguas nuevos durante varias temporadas no tiene por qué suponer un problema. Lo que tienes que hacer es impermeabilizarlo, al menos, una vez al año. Para ello, ábrelo, rocíalo con laca para el cabello, deja que seque perfectamente en un lugar aireado, pero cubierto y… ¡ya está!

Jarrón poroso

Una forma realmente sencilla de volver a utilizar ese jarrón poroso que no puede contener agua consiste en someterlo a un baño de parafina. Una vez seco, podrás utilizarlo sin ningún problema.

Mueble favorito

Si en tu mueble favorito alguien ha pintado con rotulador o ha pegado un chicle, la acetona es una solución que no falla. Frota la madera con acetona empapada en un paño de algodón. Si la madera está pintada o barnizada, la acetona también disolvería la pintura del mueble, así que no la uses.

Clavar un clavo fino y corto

Clavar un clavito fino y corto es más difícil de lo que parece. Para mantener el clavo derecho, ensártalo en un trozo de cartulina y sujeta ésta en vez del clavo. Después rásgala y listo.

Encerar muebles mate

Para encerar tus muebles mates y queden perfectos toma estas sencillas pero eficaces medidas básicas: Primero debes desengrasar la madera con alcohol especial para barnizar. Después, pule cuidadosamente la superficie con una lija de lana de acero. En este momento, extiende la cera ablandada sin saturar demasiado la madera. Lustra finalmente con un paño de piel para abrillantar toda la superficie.

Madera que ha perdido color

Si la madera de un mueble o una silla ha perdido su color por estar expuesta al sol, prueba a frotarla con un algodón empapado en aceite. Deja que se seque durante 48 horas y vuelve a aplicar otra capa. Por último, una vez seca, aplica cera natural y sécala. ¡Quedará perfecta!