Inicio Contacto  
 
 

Categorías

 

Animales
Belleza
Bricolaje - Decoración
Calzado
Cocina
Colada - Ropa
Hogar
Joyas
Limpieza
Manchas
Niños
Plantas
Salud
Vehículos
 
 
 
 Alojamiento Web Premium
 
 
 
 

 

Complementos

 

Si el suelo de tu casa es oscuro y desearías que resultara más luminoso, tienes un remedio que te ayudará a conseguirlo: añade estratégicamente alfombras claras que aporten luminosidad. Así conseguirás espacios más livianos y frescos, cosa que se agradece muchísimo para las casas en las épocas calurosas.

Si quieres darle un toque moderno a tu salón, puedes optar por pintar una de las paredes (preferiblemente la pared frontal, según se entra en la sala) de color negro. Solo tienes que tener en cuenta que el negro aporta profundidad al espacio, que si la superficie en la que se encuentra es mate resultará denso, mientras que si es brillante resultará positivo y vibrante. Y, sobre todo, prohibido en habitaciones pequeñas.

  • ¿El techo de tu casa es muy bajo? Puedes recurrir a un truco óptico para elevarlo: píntalo en un tono claro (preferiblemente blanco o blanco roto) y coloca lámparas de pie o apliques de pared enfocados hacia él. El único problema es que si el techo no está en perfectas condiciones, evidenciará aún más los posibles defectos.

  • Si has pensado en pintar las paredes de tu salón o habitaciones en tonos azules (que se asocia con la tranquilidad y la armonía), atrévete a combinarlos con complementos en rojo, marrón, negro, amarillo o morado. Verás que realmente funciona.

  • Si tienes en casa alguna ventana muy soleada que resulta excesivamente calurosa, prueba a tamizar la luz y el sol con unos bonitos estores de rafia o yute: además de proporcionar una bonita luz, le darán un aire fresco y natural al ambiente.

  • Seguro que te preguntas cómo es posible que diferentes paredes pintadas del mismo color, blanco, den resultados diferentes. Para conseguir un tono blanco frío, hay que añadirle una gotas de rosa, azul o gris. Para lograr un blanco cálido, mézclalo con amarillo o verde.

Frigorífico obstruido: El agua que se descongela de la pared del fondo del frigorífico cae a un pequeño depósito donde se evapora. Pero, a veces, en el agujero se forma moho y se acumula el agua, que acaba rebosando. Para eliminar la obstrucción introduce en el agujero un tubito de la misma medida más o menos (puede servir una pajita) y sopla con fuerza para que la suciedad caiga a la cubeta de atrás. El problema estará solucionado.

¿El riel de las cortinas de tu salón provoca ruidos y no deja que se deslicen con facilidad? Si es metálico, bastará con que engrases el interior con un poquito de aceite con ayuda de un bastoncillo de algodón. En el caso de que se trate de una barra de cortinas de madera o similar, frótala con una pastilla de jabón.

  • Aprovechar el papel de regalo usado es fácil: estíralo con cuidado pasando una plancha templada por él.
  • Perforar una lámina fina de metal no resulta fácil pero hay un truco perfecto para reducir esa dificultad y consiste en empapar la punta de la broca que se va a utilizar en un poco de aguarrás.

 

 

 

Anterior

Siguiente

 

 

 

 

 

 

Copyright©2011-2014 GloriaCP.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción.