Inicio Contacto  
 
 

Categorías

 

Animales
Belleza
Bricolaje - Decoración
Calzado
Cocina
Colada - Ropa
Hogar
Joyas
Limpieza
Manchas
Niños
Plantas
Salud
Vehículos
 
 
 
 Alojamiento Web Premium
 
 
 
 

 

Cabello

 

Un truco excelente para mantener sano el cuero cabelludo es friccionarlo con sal yodada antes de lavarlo: mejorará la circulación de la sangre y, de esta forma, evitarás que se caiga.

Tus pelos grises pueden recuperar su tono natural con un sencillo tinte: mezcla unas cuantas hojas de nogal, nueces trituradas, una cáscara de huevo y un poco de romero. Lávate el pelo y utiliza el preparado en el último aclarado.

  • Si quieres dar un plus de brillo a tu cabello, echa tres cucharadas soperas de vinagre de vino blanco en un bol con agua mineral sin gas y aplícalo, mechón a mechón, sobre el cabello después de lavarlo. Deja que se seque y verás qué brillo consigues.

  • Cuando vayas a secarte el pelo después de haberlo lavado, pon cerca una barrita de sándalo y enciéndela. El cabello quedará impregnado de su olor y te quedará agradablemente perfumado durante varios días.

  • A veces, el agua que llega a tu casa es demasiado alcalina y es lo que provoca que el pelo te quede un poco apelmazado después de lavártelo. Para evitarlo, añádele al agua del último aclarado dos cucharadas de bicarbonato. A partir de ahora, tu cabello lucirá brillante y suelto.

  • Si tu problema es que las raíces de tu cabello se engrasan y no quieres lavarte el pelo a diario, existe una solución de emergencia, para cuando quieras descansar de los efectos de tu champú de tratamiento: frota la raíz del cabello con papeles faciales antibrillo. ¡Funciona!

Si estás cansada de tener el cabello mate, ya puedes solucionar tu problema. Hierve un puñado de romero en medio litro de vino blanco y añádelo al agua del último aclarado cuando te laves la cabeza.

Si quieres evitar la caída de tu cabello no te llevará mucho tiempo y, además, le proporcionarás un brillo y una soltura realmente increíbles. Sólo tienes que hervir un puñado de ortigas en un poco de agua con romero. Después, echa una cucharada de miel y muévelo muy bien. Añade un poquito de agua de rosas y agítalo. Luego, sólo has de aplicártelo en el cabello dando un suave masaje y dejarlo actuar unos minutos. Notarás una gran diferencia.

  • Una excelente mascarilla para suavizar y purificar tu cabello consiste en mezclar la pulpa de un aguacate con un yogur natural. Deja que repose durante media hora y notarás que las enzimas y proteínas de la mezcla contribuirán al esplendor de tu pelo.

  • De todo el mundo es conocido el viejo truco de añadir un poquito de vinagre al agua del último aclarado del pelo. Pero ¿sabes la razón? El vinagre es una sustancia ácida que elimina la cal del agua que le da un aspecto mate al pelo. Por eso si quieres brillo, echa mano del vinagre.

 

 

 

Anterior

Siguiente

 

 

 

 

 

 

Copyright©2011-2014 GloriaCP.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción.