Crema corporal

El gesto de aplicar la crema corporal es uno de los que más mujeres repiten a diario en el mundo. Y, si la piel es seca o va adquiriendo sequedad con el paso de los años, este gesto se convierte en imprescindible. Si dispones de unos minutos para ti, hidrátate y nutre tu piel aplicando, después de la ducha, una capa muy fina de aceite corporal. Una vez se haya absorbido, aplica una crema hidratante que sea untuosa. Necesitarás unos minutos más, pero el resultado es espectacular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.