Sacapuntas

Seguro que en más de una ocasión tus hijos te han pedido que les compres otro sacapuntas porque el que tienen ya no cumple su cometido. La cuestión es que la cuchilla se ha desgastado. Pero puedes afilarla. Actúa como si fueras a sacar punta a un lapicero, pero cúbrelo antes con un pequeño papel de lija. Haz la prueba y verás como funciona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.