Queso rallado

Si tienes que rallar algún tipo de queso que sea más bien blando o tierno y no quieres que acabe deshaciéndose, introdúcelo durante un cuarto de hora en el congelador. A la hora de rallarlo no tendrás ninguna dificultad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.