Zapatos de piel

Los zapatos de piel que tenemos desde hace muchos años suelen estar tan gastados que no se pueden recuperar ni con betún. La solución es muy sencilla. Antes de limpiarlos, frótalos con una patata partida y cruda. Luego, límpialos con el betún habitual y rocíalos con laca de la que usas para el cabello. Volverán a brillar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.