Cadenas, pulseras y anillos como el primer día

Si quieres que tus cadenas, pulseras y anillos se queden casi como el primer día, pon a hervir un poco de agua con una cucharada sopera de lavavajillas. Cuando hierva, retíralo del fuego y pon dentro lo que quieras limpiar. Transcurridos unos dos o tres minutos, sácalo y límpialo bien con una servilleta o un paño. Notarás la diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.