Sin quemaduras

Siempre hay que tomar medidas de precaución cuando el horno de la cocina está encendido para que tu hijo no se queme si en un descuido tuyo se apoya en él. Y una de las más sencillas y eficaces consiste en colocar sobre su puerta un paño húmedo. Acuérdate de cambiarlo según se vaya secando o se caliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.