Rotuladores

Si crees que el rotulador de tu hijo se ha acabado, destápalo y echa unas gotitas de agua. Podrás repetirlo muchas veces más. No utilices alcohol o colonia porque se resecaría demasiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.