Archivo por días: enero 3, 2021

Ternera tierna

¿No tienes claro si esa carne de ternera que vas a cocinar quedará tierna? Deja reposar la carne durante un par de horas en una mezcla de aceite de oliva y vinagre a partes iguale. Antes de cocinarla, escúrrela muy bien y sécala con papel absorbente de cocina.

Queso reseco y poco apetecible

¿El queso que ibas a servir presenta un aspecto reseco y poco apetecible? Para devolverle su buen aspecto: introduce el trozo de queso (eliminando una fina loncha de cada lado) en un recipiente lleno de leche tibia. En pocos minutos, verás cómo el queso recupera su frescura y queda otra vez tierno y delicioso.

Albóndigas diferentes

¿Has intentado dar alguna vez un sabor diferente a las albóndigas? Prueba preparándolas con pescado. Desmenúzalo bien, mézclalo con harina y reboza en pan rallado. Fríe como de costumbre y guísalas. Te quedarán deliciosas y más de una vez podrás sorprender a los comensales con sabores nuevos y variados.

Pollo jugoso

¿Quieres que el pollo que has preparado al horno quede jugoso? Sólo tienes que regarlo con un vasito de cerveza e introducirlo en el horno tres o cuatro minutos más. Verás cómo, a partir de ahora, siempre utilizas este truco.

Guiso pegado en cacerola

Si se ha pegado un guiso en el fondo de la cacerola, podrás eliminar el mal sabor a requemado colocando el cazo en un recipiente con vinagre y dejándolo reposar unos minutos. Pasado este tiempo, cambia el guiso de cacerola sin raspar el fondo para que lo agarrado no traspase su sabor a la nueva cacerola. Ni lo notarás.

Puré de patata diferente

Para disfrutar de un puré de patata diferente, una vez hecho, añádele una o dos latas de atún en aceite o en escabeche, y remueve un poco. El resultado es excelente, para tomar solo o como guarnición para pescados y otros platos.

Vinagre en su punto

Cuando no se utiliza mucho vinagre en casa, lo normal es que termine agriándose un poco o quedándose demasiado fuerte. Si te ha ocurrido esto, trata de solucionarlo introduciendo un trozo de manzana y dejándola allí en reposo durante al menos 12 horas.

Truchas

El mayor problema que nos plantea este pescado al freír es que se consumen en exceso. Sin embargo, esto no ocurrirá si tienes la precaución de pasarlas por un poco de leche antes de pasarlas por harina.

Evitar que las cebollas germinen

Para evitar que las cebollas germinen y se ablanden, envuélvelas una a una con papel de aluminio. Pero si lo que quieres es conservar fresca durante más tiempo esa media cebolla que no has necesitado, deberás untar la parte cortada con un poco de mantequilla.

Ajo sobrante

Si has rallado demasiado ajo, puedes conservarlo durante unos días introduciéndolo en un recipiente cubierto con aceite. Cuando lo necesites otra vez solo tendrás que escurrirlo del aceite. ¡Ah! y el aceite puedes utilizarlo, si te gusta el aroma a ajo, en alguna de tus ensaladas.