Fatiga pasajera

Un truco sorprendente recomendado por un doctor americano para combatir la fatiga pasajera, en otras palabras, un ligero cansancio: frótate enérgicamente la palma de la mano derecha (la izquierda si eres zurdo) durante unos segundos. Al parecer, estimularás los nervios situados bajo la epidermis que actúan sobre las glándulas suprarrenales, provocando un flujo de hormonas vigorizantes.
En todo caso, no pierdes nada intentándolo, y resulta muy fácil de hacer en cualquier ocasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.