Legumbres

A veces el caldo de las judías o las lentejas no queda todo lo espeso que nosotros deseamos. Si estás en esta situación, no hay nada mejor para espesarlo que añadirle dos cucharadas de pimentón frito en otras dos cucharadas de aceite de oliva. Pero si, además, quieres darle un sabor mucho más original, solo tienes que añadir un tomate frito. Quedará realmente delicioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.