Gratinado quemado

¿Se ha quemado el gratinado de un plato y su presencia no es, digamos, apetitosa? Soluciónalo retirando la parte quemada, añade unas cucharadas de bechamel ( o si no tienes, puedes salir del paso con nata líquida), espolvorea por encima con queso rallado y vuelve a introducir el plato en el horno para que se vuelva a gratinar. Presta atención a retirarlo justo cuando empiece a coger color.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.