Berenjenas amargas

Cuando quieras freír berenjenas y no desees que se queden con ese desagradable sabor amargo, no tienes más que partirlas en rodajas y dejarlas en un bol con agua durante una media hora. Después solo tienes que escurrirlas y ya están listas para rebozar y freír.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.