Grifos con cal

Si tienes el problema de que los grifos de tu casa están llenos de cal por el agua de la zona y te resulta muy molesto y antiestético, pon en un cazo un poco de vinagre y caliéntalo hasta hervir; luego, viértelo rápidamente por la parte dañada y espera unos minutos. Pasa una esponja y verás cómo desaparece. Si aún así quedan algunos restos, puedes repetir la operación. Este truco también sirve para la bañera, el inodoro, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.