Archivo por días: julio 1, 2019

Eliminar olor a piel

Para eliminar el fuerte olor a piel de algunas prendas u objetos de piel vuelta, sólo tienes que introducirlos en una bolsa de plástico con un puñado de granos de café; cierra herméticamente, deja en reposo durante 24 horas y, después de sacarlos, deja que se ventilen bien.

Almidonar pañitos

Cuando quieras almidonar tus pañitos pero te hayas quedado sin el producto adecuado, echa en el agua de aclarar dos o tres cucharadas de azúcar.

Cinturón de piel blanco

¿Tienes un cinturón de piel blanco que no sabes cómo limpiar correctamente para que quede perfecto? Pues sólo debes frotarlo con una mezcla de leche y clara de huevo a partes iguales. Una vez extendida, deja que penetre ligeramente y frota con un paño seco.

Cortinas amarilleadas

Las cortinas amarillean rápidamente, pero si al agua del aclarado le añades tres sobres de levadura, recuperarán su blancura.

Mantas de algodón

Si vas a guardar las mantas de algodón hasta la próxima temporada, ten en cuenta que, si son de colores, hay que lavarlas añadiendo un chorrito de vinagre en el agua del último aclarado. Si son blancas añade un poquito de agua oxigenada. Antes de guardarlas, plánchalas y déjalas un rato fuera del armario para que eliminen la humedad.

Ropa negra descolorida

Tras varios lavados, la ropa negra va perdiendo color. Para recuperarlo, añade al agua del aclarado un chorro de vinagre.

Eliminar la señal que queda al sacar el bajo de una prenda

Cuando quieras eliminar la señal que queda al sacar el bajo de una prenda, no tienes más que mezclar una cucharada sopera de amoniaco con 1/4 de litro de agua. Pon papel de aluminio debajo de la prenda y encima un trapo impregnado con esta mezcla. Pasa la plancha bien caliente y comprobarás que no queda ni rastro de la marca.

Mantel delicado

Si tienes un mantel de tejido delicado que ha perdido su blancura original, introdúcelo durante unas horas en agua salada y, a continuación, lávalo de forma habitual. Seguro que su color ha cambiado a mejor.

Guardar pañuelos y fulares

Si te gustan los pañuelos y fulares de seda o lana, la mejor forma de guardarlos consiste en introducirlos en cajas o cajones forrados con papel vinilo ya que la madera o cajas de fibras pueden provocar que se enganchen. So te apetece, introduce en esas mismas cajas una pastilla de tu jabón preferido: se perfumarán sutilmente.

Pinzas de la ropa limpias

Si quieres tener las pinzas de la ropa muy limpias, ponlas todas en un calcetín, haz un nudo en la punta y mételas junto a la ropa dentro de la lavadora.