Tortilla light

Si te encanta la tortilla de patatas pero no puedes comer fritos, aquí tienes una solución ‘light’: hierve las patatas en agua y, una vez cocidas, aplástalas con el tenedor y mézclalas con huevo. Con unas gotitas de aceite y una sartén antiadherente, habrás solucionado tus ganas de tortilla evitando que te siente mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.