Miel y cuchara

Para que la cuchara no se te quede pegajosa después de meterla en la miel, ponla antes bajo el grifo abierto. Podrás coger toda la miel que quieras y no quedará una sola gota pegada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.