Ni rastro de chocolate

Por mucho que lo intentemos es bastante frecuente que al hacer chocolate se nos pegue en el cazo. Si embargo, limpiarlo por completo y dejarlo reluciente ya no es ningún problema. Solo tienes que echar algo de agua, una cucharadita de sal y otra de bicarbonato. Déjalo que haga efecto durante unos cinco minutos y te aseguro que prácticamente sale solo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.