Archivo por meses: abril 2019

Jersey… y chaleco

Si hace tiempo que tienes un jersey, pero no quieres tirarlo porque aún no está demasiado mal, córtale las mangas, escota un poquito más las sisas y utilízalo como chaleco. Parecerá completamente nuevo y no te habrá costado casi nada.

Estrenar vaqueros

¿Tienes que estrenar vaqueros? Antes de ponértelos y sea cual sea su color, déjalos en remojo en agua muy salada porque conseguirás que, de esa manera, conserven su color durante muchísimo más tiempo.

Agujero en cinturón de piel

Si tienes que hacer un agujero en tu cinturón de piel, pon al rojo vivo la punta de una aguja de tejer gruesa y pincha donde precises el agujero. Te costará muy poco trabajo y quedará perfecto.

Toallas que pierden rizo

¿Las toallas de tu casa pierden el rizo cada vez que las lavas? Un truco para recuperarlo consiste en sacudirlas varias veces con fuerza cuando ya están secas y, a continuación, extenderlas sobre una superficie y pasarles la mano en ambos sentidos varias veces.

Bañadores en perfecto estado

La mejor forma de que tus bañadores se mantengan en perfecto estado a pesar de que tanto sal, como el cloro y el sol contribuyen a alterar los tejidos, consiste en lavarlos a mano con un jabón neutro.  Dejarlos secar bien al aire y, sobre todo, evitar guardarlos húmedos para que no proliferen los hongos.

Lavar zapatillas deportivas

¿Quieres lavar tus zapatillas deportivas en la lavadora y que no se estropee su piel ni pierdan color? La mejor solución es meterlas dentro de una bolsa de tela o envolverlas con una camiseta bien atada para que durante el lavado no se salgan. Cuando las saques estarán perfectamente limpias e impecables.

Jerséis de lana

¿Cómo conseguir que tus jerséis de lana estén siempre suaves? Muy sencillo: en vez de tirar los restos de pastillas de jabón que te vayan quedando, guárdalos para lavar con ellas tus prendas de punto. Es preferible que lo hagas siempre a mano, en vez de meterlas en la lavadora. Verás qué esponjosas y suaves quedan.

Planchar corbatas

Si cada vez que planchas las corbatas te queda marcada por delante la costura de la parte trasera, acostúmbrate a introducir un cartón con esa forma en el interior y plancha sobre él. No volverás a ver ninguna marca más.

Bolso de piel oscura

¿Tienes un bolso de piel oscura que ha perdido el lustre de cuando era nuevo? Ponlo sobre una superficie plana muy limpia y aplica por toda la superficie vaselina con un trapo limpio. Deja que la absorba y, para sacar brillo, frota delicadamente con otro paño suave. Si tienes que guardarlo, utiliza una bolsa de tela o una funda vieja de almohada. Así no se rozará.

Calcetines blancos

Deja los calcetines blancos en remojo con leche después de lavarlos. Luego, sécalos a la sombra.