Quemaduras y ligeros cortes

Quienes trabajan en la cocina saben que es muy difícil evitar esos pequeños accidentes como quemaduras, porque salta algo de aceite al freír, o ligeros cortes con el cuchillo. En cualquiera de los dos casos, pon inmediatamente la herida debajo del grifo de agua fría: en la quemadura, evitará que el calor siga avanzando a tejidos más profundos; en la herida, cortará la hemorragia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.