Mala circulación

Si tu problema es que las manos se te quedan dormidas con frecuencia debido a la mala circulación, es de suponer que ya has ido al médico, pero este truco también te ayudará. Cuece durante dos minutos un poco de agua con seis cucharadas de alpiste, cuélalo y resérvalo en un frasco que pueda cerrarse. Solo tienes que tomar tres traguitos después de cada comida (del desayuno, de la comida y de la cena) y, poco a poco, comprobarás que tu circulación se activa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.